12 cosas que no sabías de cómo trabajamos en Thinking With You

Isra Alcázar

Hace ya más de tres años que Thinking With You cobró vida como empresa. Durante este tiempo, hemos ido dándole forma a la organización, realizando lo que llamamos experimentos organizacionales. Con cada incorporación la empresa se ha ido moldeando y adaptando. En este artículo quiero contarte doce cosas que quizás no sepas (o quizás sí) de cómo nos organizamos y trabajamos. Ahí vamos:

1. Orientados a valores y principios

Una de las claves para el correcto funcionamiento de Thinking With You  es que todas las personas están fuertemente alineadas y tienen interiorizados nuestros principios y valores. De esta forma, todo lo demás se simplifica notablemente, desde el funcionamiento del día a día hasta la toma de decisiones. Sobre todo en las decisiones complicadas, ya que son más fáciles de tomar cuando recurres a tus principios y valores.

2. No tenemos jerarquías

En muchas ocasiones me encuentro que se asocia la falta de jerarquía con la ausencia de control. Nada más lejos de la realidad: el control, responsabilidad y toma de decisiones sigue existiendo, lo único es que, ahora, se hace de manera diferente. Somos una organización líquida, esto quiere decir que nos vamos adaptando según las necesidades. Para algunos temas más prolongados en el tiempo nos organizamos en torno a estructuras planas autónomas, responsables y auto-organizadas a las que llamamos círculos. En estos círculos nadie es jerárquicamente más que nadie y todo el mundo puede formar parte de cada círculo (aunque no todo el mundo está en todos los círculos, claro). Cada círculo tiene unos objetivos y responsabilidades compartidas, la mezcla perfecta para que el control se realice mediante lo que llamamos la “presión social”, es decir, los propios miembros del círculo, al tener los objetivos y la responsabilidad compartida, realizan esa labor.

3. Transparencia Total

Llevamos tiempo trabajando el concepto de transparencia total que está basado en uno de nuestros principios: “Salvo que haya un motivo de confidencialidad especial, cualquier cosa en la empresa es público para todo el mundo”. Esto incluye los sueldos, presupuestos, finanzas y el estado de los proyectos. Por ejemplo, existe un usuario genérico de acceso a la herramienta de finanzas que usamos para que cualquier persona pueda acceder a la información.

4. Vacaciones ilimitadas

No existen un número de vacaciones máximas que la gente pueda disfrutar. Cada persona decide de forma totalmente responsable el número de días que disfruta. Estos días deben ser informados al equipo y planificados y consensuados con los clientes en los que trabajamos para hacernos previsibles en nuestra manera de trabajar. En cualquier momento la gente puede cogerse vacaciones, no hay que esperar al verano o navidades.

5. Formación auto-gestionada

Nos encanta estar en continuo aprendizaje. Consideramos que es parte fundamental del servicio que damos a nuestros clientes y por lo que al final nos contratan, por lo que nunca será suficiente todo lo que invirtamos en este aspecto. Nuestra manera de abordar este tema es mediante la existencia de una bolsa de formación y eventos gestionada por las propias personas que formamos la empresa. No hay un % para cada uno, ni un máximo o mínimo de cantidad que cada persona de manera individual se pueda gastar. El dinero es común y se gestiona de manera auto-organizada. Para ayudar en esta auto-gestión existen algunas restricciones que hemos puesto en el sistema:

  • Todo el mundo tiene que haber disfrutado al menos de una formación al año.
  • La formación debe estar relacionada con algún ámbito de la empresa
  • Tiene que ser validada por el resto de miembros. Utilizamos el consentimiento como toma de decisiones.

6. Los thinkitos

Cada persona dispone semanalmente de 100 thinkitos. El thinkito es una moneda virtual que utilizamos para agradecer. Por ello cada semana los 100 thinkitos por persona están disponibles para que se repartan entre el resto de personas según cada uno considere. Con cada transacción, debe haber un motivo explícito para agradecer (no es un te doy porque sí). Si no gastas todos tus thinkitos, los pierdes para la siguiente semana.

7. Toma de decisiones

En función de lo importante que sea la decisión utilizamos diferentes mecanismos:

  • Decisiones relacionadas con ámbitos concretos (clientes, marketing, patrocinios, etc). La decisión la toma la persona/s con mayor contexto e información, aunque deban consultar a alguna otra el tema.
  • Decisiones tácticas. Utilizamos el disenso que consiste en que ante una decisión, primero se expone y si no hay nadie en contra de ella esta va hacia adelante. Solemos dar un tiempo prudencial para exponer nuestras opiniones.
  • Consentimiento. Decisiones importantes o que afectan a un número importante de personas: alguien hace una propuesta y se pregunta si “hay alguna objeción respecto a esta propuesta”. Todo el mundo opina de alguna manera. A diferencia del disenso donde no hay porqué emitir opinión, en el consentimiento si se busca la opinión de todo el mundo.

8. Tú decides desde dónde y cuándo trabajas

No hay que perder de vista que gran parte de nuestro trabajo consiste en estar en las oficinas de nuestros clientes, por tanto, siempre tenemos presente sus horarios y oficinas para desempeñar nuestra labor. Pero no es algo fijo ni cerrado, ya que si en algún momento del día consideramos que ya hemos aportado todo lo necesario, simplemente nos marchamos. No nos gusta eso de estar calentando la silla todo el día.

9. Pide cuando necesites

Creo que es uno de los principios más repetidos. Las personas son autónomas y responsables en la toma de decisiones. Tener la información necesaria así como la confianza y el apoyo, resulta fundamental. Con este principio delegamos en cada persona la responsabilidad de pedir ayuda. En cuanto alguien levanta la mano, todos nos volcamos en ayudar.

10. Falla pronto

Procuramos no fallar en la medida de lo posible, pero en los contextos de incertidumbre y cambio, a veces hay que tomar decisiones y realizar experimentos que no siempre llegan a buen puerto. Por eso tratamos el fallo como algo normal que nos permite aprender. Tenemos un canal en slack llamado #FailFast donde comentamos las cagadas más sonoras.

11. La selección de las personas

Todo esto es posible gracias al maravilloso equipo de personas que forman Thinking. Y puesto que “It’s all about people”, debemos cuidar mucho de las nuevas personas que se incorporen. Es por ello que tenemos un proceso de selección muy importante donde participan muchas personas del equipo y donde buscamos conocer más al candidato como que este nos conozca un poquito más. Os contaré más detalles en otro post ya que creo que el tema lo merece.

12. Nadie nos gana a ser nosotros mismos

Y es que queremos ser auténticos y genuinos en todo lo que hagamos. Por eso estamos encantados de contribuir en todo aquello donde sea necesario, sin miedo a que nos copien o imiten, porque… Nadie nos ganará nunca a ser nosotros mismos… Por eso, tampoco consideramos que tengamos competencia, al menos entendida como tal, ya que estamos encantados de colaborar con todas aquellas empresas y profesionales que se dedican a temas similares a los nuestros.

¡Nada más! Esperamos que te haya sido de utilidad y que hayas podido conocernos un poco más. No dudes en dejar en los comentarios cualquier pregunta, duda u observación. Porque esta es nuestra realidad. ¿Crees que es posible otra manera de organizarse? ¡Nosotros pensamos que si!

Showing 7 comments
  • Mánu Fosela
    Responder

    Unas dudas que me surgen a bote pronto:

    ¿Los N dias de vacaciones que cojas son remunerados?
    ¿Las horas que no estás en cliente “calentando la silla” no se facturan entonces?

    Gracias :)

    • Isra Alcázar
      Isra Alcázar
      Responder

      Hola Manu,

      Respondiendo a tus preguntas:

      – Los dias de vacaciones siempre son remunerados!

      – Solo facturamos al cliente las horas que estamos (si se factura por horas ya que hay algunas cosas que no las facturamos en horas). Si no estamos entonces no se facturan claro, facturarlas sería engañar a nuestros clientes y no queremos eso :-).

      Un saludo

  • Carlos
    Responder

    Moláis bastante Isra,

    habéis pensado en abrir delegación en Barna? Yo lo veo xD

    Na, en serio, una gozada saber que hay gente apasionada que realmente crea organizaciones por y para las personas y que hace un esfuerzo apostando por estructuras verdaderamente sostenibles, competitivas e innovadoras.

    Muy interesante el artículo, seguid así!

    Un abrazo,
    Carlos

  • Hector
    Responder

    Hola, me gustaría saber que hacéis con los thinkitos. El tener una moneda virtual para los kudos es una idea que queremos poner en nuestra empresa así que me interesa saber vuestra experiencia en ese tema.
    Gracias

    • Isra Alcázar
      Isra Alcázar
      Responder

      Hola Hector!

      Los thinkitos son un experimento que vamos a poner en práctica este año pasado asociándolo al 10% de los beneficios de la empresa de tal manera que cada persona recibirá ese variable en función del % de thinkitos que tenga!

      En otras empresas he visto que los usan los puntos para cambiarlos por productos, premios, cursos internos o similares pero no como dinero directo!

  • Pablitux
    Responder

    ¡Me encantó, Isra! Qué buen post. Es una forma de dejar por escrito (y público!) la cultura de Thinking. Me resuena muchísimo a cómo trabajamos en Kleer. Sigamos en este camino, creo que es genuino y es para bien de nosotros (o sea, la humanidad) :)

  • Marta San Martin
    Responder

    Necesitamos más empresas así, el mundo sería un lugar mejor para vivir…

Dejar un comentario

Contacto

Si crees que podemos ayudarte, o simplemente te apetece charlar y conocernos, ¡escríbenos!

momentoholgura