Lo que esconden las palabras

Existe una leyenda bastante extendida que afirma que el nombre canguro habría surgido al preguntar los occidentales a los aborígenes australianos por el nombre de aquel animal. Según esta leyenda los aborígenes respondían: “Kan Ghu Ru” cuyo significado era: “No le entiendo“.

Si alguna vez escuchásteis esta leyenda siento deciros que no es cierta, pero nos sirve bien para ilustrar que las palabras, además de uno de los principales instrumentos humanos para crear conexiones e interrelaciones, modelar nuestro mundo y comunicarnos; son al fin y al cabo contenedores que esconden conceptos más o menos abstractos.

Pero las palabras no se amoldan siempre al concepto que esconden, igual que el mismo traje no le sienta igual a todo el mundo. Por eso hacemos uso de arreglos para que se ajusten mejor.

Los lenguajes intentan ajustarse a las necesidades expresivas de su contexto, definiendo muchas palabras diferentes para conceptos similares, y dando la importancia merecida a esos diferentes matices. Sin irnos muy lejos, en gallego podemos encontrar hasta 70 palabras para la lluvia, cada una diferente de la anterior.

Estos matices podemos intentar comunicarlos de otro modo, bien con lenguaje corporal, visual thinking, etc., o bien utilizando muchas más palabras de nuestro propio vocabulario. Por ejemplo, siguiendo con los tipos de lluvia en gallego, podemos traducir froallo como “Una lluvia muy pequeña”.

Como consecuencia, cuanto más vocabulario conozcamos, más matices podremos transmitir, y más herramientas tendremos para una comunicación efectiva siempre y cuando todos los interlocutores conozcan el significado de las mismas.

Las palabras en las metodologías ágiles

Ya de por sí, en una sociedad intercomunicada, y en un contexto de trabajo donde priman las relaciones humanas, donde los cambios suceden cada vez más deprisa y caminamos en el farragoso dominio de lo complejo, la oratoria se vuelve una herramienta muy valiosa.

Por ejemplo, un buen representante de la voz de nuestros clientes e interesados, es decir, la persona con el rol de dueño del producto (o Product Owner) según Scrum, será capaz de comunicar los deseos y necesidades de los clientes y de los demás interesados de forma efectiva.

Del mismo modo la elocuencia, así como el resto de las llamadas Soft Skills, será una habilidad vital para facilitar el trabajo en equipo.

Las palabras en el cambio organizacional

En Thinking With You nos apoyamos en nuestras palabras para facilitar el cambio en todos los niveles.

Cuando acompañamos la transformación de organizaciones, la palabra se sitúa como uno de los principales medios para articular la modificación del entorno.

Facilitamos la comunicación y para ello hablamos, preguntamos, y nos comunicamos mucho. Reflejamos lo que observamos, enseñamos qué es el feedback y cómo darlo, trabajamos desde la Comunicación no violenta, u ofrecemos un vocabulario común para referirnos a conceptos abstractos.

La dificultad del cambio

Como es lógico, no todo el mundo reacciona del mismo modo a la introducción de cambios. Encontramos personas que se adaptan perfectamente porque descubren el valor que les aporta, otras que muestran una oposición frontal a cambiar el vocabulario, y otras que simulan adaptarse para que no les molestemos, pero cuya intención es permanecer igual, creyendo que se trata únicamente de un cambio de etiqueta sobre el mismo concepto, despreciando los matices. Pero insistimos. Insistimos e insistiremos porque valoramos lo que esconden las palabras.

Creemos en la importancia de dejar a un lado el “ellos y nosotros”, que es importante hablar de personas y no de recursos, que resulta diferente cambiar el “no se puede” por “no sé cómo”, o aprender a distinguir cuándo es mejor usar el “pero” como conjunción adversativa o cuándo podemos sustituirlo por un “y además”.

El cambio cultural

Si queremos conseguir una cultura de colaboración y de aprendizaje continuo nuestra manera de expresarnos también debe demostrar estas diferencias. Los ejemplos descritos deben ser consecuencia de una transformación individual de nuestro conjunto de creencias, de ahí su dificultad. Podemos quedarnos en el cambio superficial y aparente, o sumarnos a la nueva cultura de transformación.

Y tú, ¿cuidas tu forma de expresarte?, ¿estás dispuesto/a a ser referente en el cambio cultural?, ¿te animas a descubrir lo que esconden las palabras?

Recommended Posts

Leave a Comment

¡Contacta!

Si crees que podemos ayudarte, o simplemente quieres intercambiar una conversación con nosotros y resolver tus dudas, ¡escríbenos!

Not readable? Change text. captcha txt
Suficiente, pasemos a otro temaimpuntualidad